lunes, 19 de noviembre de 2012

PORSCHE PAVILION EN AUTOSTADT, WOLFSBURG

Los arquitectos muniqueses Henn Architekten han creado un pabellón aerodinámico para Porsche con una concha de acero inoxidable curvada sobre el estanque que serpentea por el parque temático Autostadt en Wolfsburg. El pabellón expone 3 modelos actuales y 25 miniaturas plateadas a escala 1:3 de la marca Porsche.
La Autostadt es una ciudad del automóvil, un parque temático dadicado al coche que, sin embargo, presenta algún elemento arquitectónico interesante, como los dos silos de almacenamiento de vehículos nuevos, las CarTowers.
Las CarTowers se encuentran junto al Centro de Distribución de coches en la esquina este de la Autostadt. Con 48 metros de altura, completamente automatizadas, entregan un promedio de 600 vehículos por día.
La construcción de acero revestido de vidrio, permite una visión clara de su interior con los Volkswagen nuevos dentro. Constituyen un punto de referencia para el sistema de Autostadt con el almacenamiento de hasta 800 coches nuevos. Las CarTowers son visibles en la distancia, gracias sobre todo a su espectacular iluminación nocturna.
Los nuevos coches se dirigen desde la planta de Volkswagen vecina utilizando un sistema robótico de paletas montadas sobre rieles. Los coches se cargan en las torres con dos lanzaderas "coche" o ascensores por torre, cubriendo un servicio de 180° del silo. Los coches son cargados con 24 horas de antelación para asegurar la entrega con su proximidad a el centro de distribución de coches.
Una señal, activada por el agente de servicio, pone la lanzadera en movimiento. El servicio de transporte a continuación, selecciona el vehículo correcto y lo transporta hacia el centro de la torre, desde donde se dirige suavemente a la planta baja. A partir de entonces el nuevo coche rueda por un túnel en el centro de distribución de coches. Aquí,las placas de matrícula se montan antes de que el cliente se suba definitivamente al vehículo.
La estructura del Pabellón Porsche está situada en la esquina sur-oriental del parque, dedicado a la exposición de coches y situado al lado de la fábrica de Volkswagen en el norte de la ciudad.
La cubierta curva constituye la principal seña de identidad del pabellón que identifica el gesto del diseño de su forma con las suaves curvas de los vehículos Porsche.
Dentro del pabellón, una rampa une las espirales de las puertas superior e inferior alrededor de una sala de exposiciones.
Recordemos que en 2008 también se concluyó el Porsche Museum en Stuttgart-Zuffenhausen, construido por la firma austriaca Delugan Meissl.
Por primera vez desde su inauguración en 2000, el parque temático recibe otra estructura con la configuración de nuevo pabellón para Porsche, que expresa su importancia dentro de la familia del grupo Volkswagen.
"El edificio es único y su construcción es extraordinaria. Este pabellón también tiene una dimensión simbólica e histórica, ya que alude a las raíces comunes a través de las cuales Porsche y Volkswagen se han conectado desde el principio y seguirán conectados también en el futuro", dice Matthias Müller, CEO de Porsche AG. "Como un destino líder a nivel mundial del automóvil y de la plataforma de comunicación para Volkswagen, que proporciona una visión de nuestras marcas, los valores y la filosofía de nuestros usuarios. Con el pabellón Porsche empezamos un nuevo capítulo en la historia de la Autostadt", añade Otto F. Wachs, Director de la Autostadt.

El edificio de forma orgánica está ubicado frente al Pabellón Volkswagen, en el eje central del parque temático y ofrece una superficie de espacio para exposiciones y presentaciones de 400m2. Su silueta característica se convertirá en un icono distintivo en medio del paisaje de la laguna de la Autostadt.
Líneas curvas emocionantes que presentan al Pabellón como una escultura dinámica con sus características derivadas de la imagen de la marca Porsche. Diseñado en colaboración con la ingeniería de estructuras Schlaich Bergermann und Partner, la estructura captura el flujo dinámico de la conducción con una piel sin costuras. Sus líneas sugieren la acción de coger velocidad y frenar, lanzando al visitante en las curvas largas con siempre cambiantes radios.
 
Un revestimiento de acabado mate de acero inoxidable conforma la vibrante estructura sobre rasante, creando la impresión de una unidad homogénea, mientras propone la creación de una apariencia continuamente cambiante en función de la luz y las condiciones climáticas. En la entrada del pabellón se sitúa el voladizo de 25m sobre la superficie del agua de la laguna de la Autostadt.
 
Debajo de la concha en voladizo de la gran cubierta asimétrica se abre un espacio externo protegido. Este espacio está conectado visualmente con el paisaje circundante y forma su propio recinto acústico, ofreciendo asientos para unos pocos cientos de personas.
Arquitectura y paisaje, interior y exterior, así como cubierta y fachada se conjugan en su concepto arquitectónico como un conjunto coherente y fluido. La superficie externa de todo el pabellón fue diseñada por los arquitectos paisajistas WES e integrado en el concepto general del parque temático.
La construcción de la estructura es similar a la tecnología de la construcción monocasco utilizado para estructuras ligeras en las industrias de automoción y aeroespacial. La envolvente del edificio forma un recinto espacial al mismo tiempo que actúa como estructura portante. Un total de 620 hojas de revestimiento de acero inoxidable con varillas soldadas fueron prefabricadas en un astillero en Stralsund y ensambladas en el lugar.
En el interior del pabellón se abre un espacio concentrado, lo que permite a los visitantes experimentar la marca de vehículos deportivos Porsche y su historia, dejando de lado los límites convencionales y las restricciones a la percepción. La rampa elíptica curva abraza el principio dinámico de la arquitectura y conduce al visitante a los espacios escénicos más bajos de exposición. La muestra y el concepto de puesta en escena creada por HG Merz Architekten Museumgestalter combina la evolución, la ingeniería y la fascinación de Porsche en una imagen impresionante de una tradición orientada hacia el futuro.
El Porsche original 356 construido en 1948 es el punto de partida de un conjunto de 25 modelos de vehículos de color plata a escala 1:3 en el programa del área de exhibición principal. 
La tradición y la innovación, el diseño y la aceptación de la funcionalidad y la exclusividad, estos términos antagónicos caracterizan los valores y la filosofía de Porsche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario